El salario mínimo

mw

Pocos temas atraen tanto la atención como lo está haciendo el debate de los salarios mínimos hoy en México. El hecho es que el salario es un importante concepto de la economía a nivel personal y nacional pues éste determina el nivel de vida que llevan las personas y sociedades en general. Mi interés se despertó después de escuchar una opinión sobre cómo el alto nivel de vida alemán y suizo es resultado sus sistemas laborales flexibles, los cuales no cuentan con un salario mínimos.

Mi escaso conocimiento sobre este tema, me motivó a investigar algunos estudios relacionados con el impacto de los cambios del salario mínimo en diversos aspectos económicos. Con esto no pretendo ni mucho menos dar una opinión experta ni llegar a una conclusión categórica sobre el asunto, simplemente pretendo exponer puntos que lleven a opiniones mejor argumentadas sobre este tema.

Lo primero que encontré sobre los salarios mínimos fue que esta variable económica tiene un impacto en diversos indicadores de la economía. Los estudios empíricos del tema se centran en los impactos del salario mínimo en el empleo, la desigualdad de ingresos, la inflación y en los diferentes impactos entre trabajadores calificados y no calificados. Sorprendentemente, también encontré que el salario mínimo no tiene impacto sobre los mismos conceptos mencionados. Es decir, resultados empíricos muestran resultados inconclusos sobre el tema. Vaya dilema!

El análisis económico convencional dice que el aumento en los pisos salariales tiene como consecuencia dos efectos: el efecto de substitución y el efecto escala. Específicamente, cuando los salarios se incrementan, el costo para los empleadores para producir se eleva, lo que provoca que los empleadores suban el precio de los bienes y servicios que ofrecen. Este impacto inflacionario desincentiva el consumo de productos por parte de los consumidores, provocando un menor nivel de producción y en definitiva el despido de trabajadores dado este nivel menor de producción (efecto escala).

Por otra parte, el incremento del piso salarial aumenta el costo de los trabajadores (principalmente los menos calificados) con respecto a otros factores de producción, esto provoca que se reduzca la inversión de mano de obra en el proceso de producción (efecto substitución). Es cierto también que los salarios altos desincentivan la atracción de inversiones en sectores altamente productivos de la economía. Estas ideas están ligadas a la teoría sobre el crecimiento económico, el cual establece que los aumentos del nivel de productividad de los países son el camino más adecuado para alcanzar un crecimiento económico sostenido. Sin embargo, los aumentos en la productividad se explican por cambios tecnológicos o aumento en los niveles de educación y entrenamiento de los trabajadores. Factores que requieren planeación estratégica de largo plazo.

Entonces es sencillo. No se debe aumentar ni disminuir el salario mínimo, pues la economía de mercado determinará el nivel óptimo requerido de mano de obra en el proceso de producción y el salario óptimo. Simple no?

Por otra parte, existe la visión de que el problema en este razonamiento es que los supuestos de este modelo económico no se ajusta a la realidad de los mercados laborales. Mucho menos a las realidades de los mercados laborales en países en vías de desarrollo como los países latinoamericanos. Estudios destacan distorsiones como: la diferencia entre el nivel habilidades entre los trabajadores, mercados no perfectamente competitivos y la economía informal en mercados latinoamericanos.

En Latino América, los trabajadores menos calificados son lo que perciben ingresos cercanos o iguales al salario mínimo y también son los trabajadores con menos ingresos. Si existe un cambio en el nivel del salario mínimo, los ingresos de estos trabajadores son los que mayores cambios muestran en relación a otros segmentos de la población. Al respecto, una investigación del Banco Mundial y la Universidad de Bogotá encontró que los ingresos en salarios tienen un impacto positivo en la redistribución de los ingresos en las sociedades. Igualmente, la Universidad de Illinois encontró que en Honduras los efectos redistributivos del ingreso se ven afectados cuando los salarios de los trabajadores con salarios cerca la salario mínimo aumentan. Si consideramos que cerca del 10% al 30%[1] de los trabajadores asalariados en Latinoamérica tienen ingresos cerca al salario mínimo, podemos ver que los cambios en los salarios mínimos tienen un gran impacto en los mercados laborales en regiones latinoamericanas.

En el caso de los trabajadores informales, quienes de principio podría pensarse no tienen un salario formalmente establecido, los estudios muestran que el salario mínimo es un indicador representativo de los ingresos que reciben esta parte del mercado laboral. Añaden los estudios, que los aumentos en el salario mínimo muestran un efecto “faro” (indirecto) en los cambios en los niveles de ingreso de los trabajadores informales. Argumento que resulta relevante cuando consideramos que un importante sector de los trabajadores en México es informal.

La redistribución de los ingresos de los sectores más pobres de la población tiene un impacto lógicamente en el nivel de desigualdad de las sociedades. Si los trabajadores que tienen menores ingresos ven aumentado en su nivel ingresos, la brecha en ingresos entre los percentiles mas altos y los mas bajos se reduce sustancialmente. Investigadores de la London School of Economics en su estudio sobre el salario real de México entre 1980 y 2004 encuentran que la degradación en términos reales del salario en México ha contribuido al aumento de la desigualdad entre los estratos de la sociedad.

Sin embargo, los autores de estos estudios advierten que estos resultados no indican que el salario mínimo debe ser utilizado como una herramienta efectiva para atacar la pobreza, dado los impactos en el nivel de desempleo e inflación que se mencionaron anteriormente.

En conclusión, los cambios salarios mínimos tiene aspectos importantes que considerar cuando se toma la decisión de aumentarlos o disminuirlos. Como mencioné mi intención no es llegar a una conclusión sobre el tema, sino exponer parte de los argumentos que se están analizando en una decisión de política económica como ésta. Al final cada uno puede tomar las conclusiones que considere pero es siempre es bueno conocer algunos aspectos relevantes.

[1] En el caso específico de México, un cálculo dado por el experto de la CEPAL indicó que el 40% de los trabajadores en México tienen un ingreso cercano al nivel del salario mínimo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s